EL Bautismo

  • el bautismo es un lavamiento regenerador, divinamente instituido; 

  • se destina tanto a niños (pecadores por naturaleza), como a adultos, 

  • se puede bautizar rociando con agua o sumergiendo en ella;

  • a todos los que reciben el bautismo, Dios en su gracia les da el perdón de los pecados y la promesa de vida eterna.

  • por medio de su fe personal en estas promesas de Dios, quien ha sido bautizado se apropia de los beneficios del bautismo.

Referencias: Mateo 28:19, Tito 3:5; Marcos 10:14; Hechos 16:15, Hechos 22:16; 2:38; Marcos 16:16; Colosenses 2:12.  

Please reload