La muerte y el mas allá

  • en el momento de la muerte el espíritu se separa del cuerpo;

  • inmediatamente el espíritu va a su destino, sea cielo o infierno;

  • el cuerpo, que en la muerte fue separado del alma, será resucitado (cuerpo glorificado) el día en que Jesucristo regrese y se unirá nuevamente al alma;

  • todos los hombres seremos juzgados por Jesucristo;

  • por la gracia de Dios, todos los creyentes en Jesucristo recibiremos la vida eterna en el cielo, en cambio los no creyentes serán apartados de la presencia de Dios e irán a la condenación eterna.

  • el espíritu de los muertos no puede tener comunicación con las personas que viven en la tierra;

  • es inútil orar u ofrecer sacrificios por la salvación de los muertos; 
    Referencias: Lucas 23:42-43; Filipenses 1:21-24; Eclesiastés 12:7; Juan 5:28, 29; Mateo 25:31-46; 1 Co. 3:11-15; Hebreos 9:27.

Please reload