El diablo y el infierno

  • existen espíritus malignos (demonios), dotados de poder, que son enemigos implacables de Dios, de su creación y de la iglesia;

  • fueron creados como ángeles buenos, pero se rebelaron contra Dios y fueron eternamente condenados (al infierno);

  • el infierno es el lugar de castigo. El castigo es lo opuesto a la vida y la salvación. Se lo suele describir como el fuego eterno, lugar de tormentos y eterna separación de Dios.

  • el día que Jesús regrese visiblemente a este mundo, todos los que murieron sin fe en Jesucristo serán destinados al infierno de tormento y condenación eterna.

  • la existencia del infierno es una temible realidad que se basa en la autoridad de las Sagradas Escrituras, y no contradice el hecho de que Dios es Amor, pues El también es Justo. 
    Referencias: Efesios 6:12,- 1 Pedro 5:8,9; Judas 6; Maleo 25:41; Isaías 66:24. 

Please reload